CONSEJOS PARA EVITAR LA EXPOSIÓN QUÍMICOS DURANTE EL EMBARAZO

AVISO SOBRE QUÍMICOS Y EMBARAZO: INTRODUCCIÓN

Todo alrededor nuestro contiene químicos. Los usamos todos los días, por ejemplo en los cosméticos que usamos y en los productos de limpieza del hogar. Muchas veces, los  químicos nos hacen la vida más fácil y no estamos todavía preparados a vivir sin ellos.

Si estás embarazada, o planeándolo, deberías prestar atención  a los productos químicos, porque  el niño  que llevas dentro es  muy sensible a las influencias externas.

Por lo tanto, para estar a salvo, es una buena idea limitar tu exposición a los químicos. Que los productos químicos afecten a tu bebé dependerá del tipo de químico y  de la cantidad  a la que has estado expuesta.

Hemos reunido algunos consejos para las embarazadas o las parejas que desean quedarse embarazadas pronto. Con estos consejos sería un buen comienzo:

  • Mirar los productos con el sello Ecológico de la Unión Europea, preferiblemente sin perfumes.
  • Limpia el polvo de tu casa una vez por semana y ventila al menos 2 veces al día.
  • Minimiza tu exposición a los químicos; por ejemplo, debes evitar maquillaje, sprays y tintes del pelo.
  • Varía los ingredientes que cocinas y come diversas variedades de alimentos.
  • Solo toma medicinas y complementos consultando con tu médico. También se incluyen los medicamentos a base de hierbas sin prescripción.

Las siguientes páginas te proporcionaran   más información sobre como  reducir la exposición a químicos, por ejemplo cuando estás comiendo, lavando o comprando

IR A COMPRAR:  busca el código ecológico cuando compras

De acuerdo con la legislación de los productos químicos, estos productos no deben contener  cantidades que supongan un riesgo para para la salud.  Sin embargo, cada día, estamos expuestos a una gran cantidad de químicos   y es una buena idea  reducir el contacto todo lo que puedas.

Cuando coges un producto del estante  del supermercado, te estas llevando también a casa los químicos que contiene.

  • Busca el código ecológico en los productos que compras, preferiblemente sin perfumes
  • Usa tu olfato y evita los productos demasiado olorosos.
  • Evita los perfumes sin necesidad , como los ambientadores, ya sean de casa o de coche.
  • Lava siempre la ropa nueva y ropa de cama antes del primer uso, con jabones sin perfumes  y sin químicos, preferiblemente no usar suavizantes.
  • Evita los productos que estén hechos de PVC (  ropas brillantes de plástico, que contiene policloruro de vinilo), ya que contiene ftalatos.
  • Evita los productos que hayan pasado un tratamiento antibacteriano.

Pregunta al dependiente si no estás seguro del contenido del producto.

EN EL BAÑO: UTILIZA PRODUCTOS ECOLÓGICOS

La higiene personal es una parte importante   de nuestra vida diaria, pero no solemos pensar en el hecho que los productos  que usamos  como la pasta de dientes o las cremas contienen químicos.

Puedes hacer mucho por ti mismo en el baño. Usando cosméticos con el sello ecológico evitas químicos  como aquellos que  figuran en la lista de la Unión Europea,  como potenciales disruptores endocrinos. Si la clase de productos que buscas no tienen dicho sello ecológico, puedes probar  a evitar los productos que contengan butylparabeno, propylparabeno, isobutylparabeno y triclosán si quieres tener un cuidado extra.

Debes limitar la exposición a químicos para ti y para tu hijo. Si evitas los perfumes y los tintes del pelo reducirás el riesgo a desarrollar alergias. También debes intentar evitar  los cosméticos, cremas y otros productos de higiene, aquellos  que no estés segura  que en la etiqueta  están exentos de químicos.

-Busca cosméticos sin perfume, con el sello ecológico, si es posible;  también cuando  quieras comprar crema solar y otros productos de higiene personal.

– Evita teñirte el pelo.

– Usa la menor cantidad de perfume que te sea posible.

EN CASA: ASPIRA EL POLVO  1 VEZ POR SEMANA, Y VENTILA 2 VECES AL DÍA

Muchos de los productos  que llevamos a cada  desprenden químicos que terminan en el aire y el polvo.  Desde ahí pueden llegar a nuestro cuerpo.

Por lo tanto, es tan importante  eliminar  lo químicos de nuestra casa como evitar  comprarlos cuando hacemos la compra.  Puedes eliminar los químicos  aireando la casa, pasando la aspiradora, limpiando el polvo, y por supuesto, evitando el humo del tabaco.

Pinturas, aparatos electrónicos y  los muebles desprenden muchos químicos y  debes ventilar con frecuencia. Siempre que tengas que pintar la casa, intenta usar pinturas ecológicas, fáciles ya de encontrar en centros del hogar, y ventilar mucho la casa si usas de otro tipo, evitando estar en el interior mientras se pinta.

  • Limpia una vez por semana, incluyendo pasar la aspiradora y limpiando el polvo
  • Ventila a fondo por lo menos 2 veces al día unos cinco minutos
  • Evita  usar aerosoles, pinturas, varniz y otros. Ventila a fondo si otros han usado esos productos en tu casa.
  • Ventila más a menudo si has comprado muebles nuevos.
  • Apaga todos los aparatos electrónicos que no necesites especialmente cuando te vayas a dormir, como wifi, teléfonos móviles, ordenadores, tv, etc.
  • Usa productos de limpieza ecológicos, preferiblemente sin perfume

 

EN LA COCINA:  HAZ DIETA VARIADA Y COME VARIOS TIPOS DE FRUTA AL DÍA

  Los alimentos que comemos pueden contener  químicos. Ambos tanto los nutritivos que necesitamos como los no tan necesarios contienen químicos. Muchos alimentos pueden tener  químicos potencialmente  perjudiciales para la salud en pequeñas cantidades, por eso, es tan importante que tengas variedad en tu comida para no consumir demasiado  de un mismo químico perjudicial.

Además, el riesgo de añadir químicos a tu comida también se produce cuando almacenas el alimento de manera incorrecta o usas utensilios de cocina no adecuados. No se debe calentar el alimento en recipientes de plástico, ni en antiadherentes con PFOA ni cocinar en utensilios que no sean de acero y siempre mejor si son de titanio, que es el único que realmente no contamina tu alimento.

Se recomienda beber, cocinar y lavar la verdura con agua filtrada, si es posible de osmosis inversa, evitar envases de plástico y agua del grifo, por contener químicos, y  dependiendo de la zona con residuos secos ( TDS) altos.

Finalmente , debes retirar las bebidas alcohólicas si estás o quieres quedarte embarazada.

  • Varía tus ingredientes y come diferentes clases de alimentos cada día.
  • Lava las frutas y verduras cona gua filtrada.
  • Almacena la comida en recipientes adaptados a ello, tipo cristal, intentar retira los plásticos.
  • Lava los utensilios nuevos de cocina antes de usarlos
  • Reduce la ingesta de peces grandes ( atún y pez espada)  a 100 gramos por semana si estás embarazadas. Siempre mejor los peces pequeños o los de acuicultura ecológica.

EN EL TRABAJO: PROTEGERSE  UNO MISMO EN SU PUESTO DE TRABAJO 

Es importante que tu ambiente de trabajo esté bajo control de químicos. Tu empresa  está obligada a evaluar  las condiciones   de trabajo y hacer que tu exposición a químicos  no sea perjudicial para ti y para tu bebé. Si tus condiciones de trabajo suponen un riesgo  para tu salud, tu empresa debería, por ejemplo, reubicar tu Unidad de trabajo o la planificación del mismo.  Podrían darte otras tareas o intentar evitar las que supongan  estar rodeada de químicos durante tu embarazo.

  • Comenta a tu empresa o al médico responsable que estás embarazada y así ellos podrán evaluar si tus condiciones de trabajo suponen un riesgo para tu salud.
  • Sigue las instrucciones si en tu trabajo  se usan sustancias   o materiales peligrosos.
  • Si trabajas con sustancias o material que desprenda vapores o aerosoles, debes trabajar en áreas ventiladas. Por ejemplo, si eres peluquera y trabajas con tintes.
  • Debes lavar tus manos y protegerte usando guantes siempre que manipules químicos.
  • Contacta con tu médico si tienes alguna pregunta  sobre si los químicos  a los que estás expuesta son perjudiciales.

 

MEDICINAS: USA  LOS MEDICAMENTOS SOLO NECESARIOS, SIEMPRE LA MÍNIMA CANTIDAD POSIBLE Y SIEMPRE RECETADOS POR TU MÉDICO.

Normalmente usamos los medicamentos por su efecto que ellos tienen sobre nuestro cuerpo.

Durante el embarazo debes de ser consciente que el feto puede ser especialmente sensible a los efectos de algunos medicamentos. Por ello, se recomienda usar la menor cantidad posible durante tu embarazo y también incluyendo las  que no precisan receta  como las medicinas de herbolario. Debes consultar con tu médicos todas las medicinas que tomes, sean o no con receta médica.

  • Solo usa medicinas y suplementos consultando a tu médico.
  • Usar la menor cantidad de medicamentos que sea posible.

DESPUES DEL PARTO

Reduce la exposición a químicos que no hayas podido evitar antes del parto, los bebés, son especialmente sensibles a todos los químicos.

Aquí tienes algunas recomendaciones para ti  y para tu bebé:

  • Elegir los productos ecológicos o sin perfumes, cuando compres toallitas húmedas, productos de higiene o pañales.
  • Recuerda lavar todo antes de usarlo, incluyendo los baberos. Los muñecos rellenos  debes lavarlos en la lavadora con jabones sin perfumes y sin suavizante.
  • Toda la ropa de bebé debe ser lavada a mano o en lavadora con productos sin perfumes, adecuados para su piel y nunca usar suavizantes por los menos durante los 2-3 primeros años de vida.
  • No se deben usar los jabones o lociones diariamente sobre la piel de tu bebe.
  • Intenta comprar pañales con el sello ecológico, o que no contengan perfumes ni productos químicos.
  • Compra con sello europeo juguetes sin perfume y elimina los viejos juguetes de plástico.

Si estas dando el pecho, debes seguir las misma indicaciones que durante el embarazo.

¿QUÉ SABEMOS SOBRE LOS QUÍMICOS Y EL EMBARAZO?

El número de químicos fabricados y destinados a la industria, agricultura o para la higiene personal  se han incrementado a lo largo del último siglo, aumentado la contaminación medioambiental. La producción de plásticos como el Bisfenol A (BPA)  y PCBs y los pesticidas DDT ( diclorodifeniltricloroetano)ha ido en aumento desde 1950. Se estima que desde entonces cerca de 1000 nuevos químicos  son introducidos todos los años, con el resultado que unos 85.000 quimicos  incluidos en el Registro de pesticidas (EPA) y 143.000 registrados en le Unión Europea. Todavía para muchas de esas sustancias  no hay datos toxicológicos registrados.

La primera generación  de personas sometidas a la exposición postnatal de los primeros químicos son los nacidos entre 1940 y 1950. Las últimas investigaciones explican como la exposición a químicos durante el embarazo  causa  modificaciones en la epigenética pudiendo tener efectos en las tres generaciones siguientes y como  puede afectar al neurodesarrollo del  niño según Leo Trasande  o  como la exposición de dosis altas de DDT durante el embarazo según los estudios de la Dra. Barbara  A. Cohn, epidemióloga del Instituto de Berkeley, California, aumentan el cáncer de mama en sus hijas  décadas después de dicha exposición.

Tu bebé  es particularmente sensible a la influencias externas como los químicos que forman parte de nuestro vida diaria. Los químicos forman parte de nuestra vida. No podemos vivir sin ellos, y muchos de dichos químicos hacen nuestro día a día más  cómodo sin afectar su exposición a un riesgo inmediato para nuestra salud.

Aunque, algunos  químicos son potencialmente disruptores endocrinos o alergénicos. Tu bebé es particularmente sensible porque aunque sea una pequeña cantidad  puede tener un impacto sobre el desarrollo del mismo. Es importante poner atención a los químicos a los que estamos expuestos, si estás embarazada o estás intentando quedarte embarazada.

NUEVO ESTUDIO:

Los consejos en este folleto esta basados en el estudio   como   potenciales disruptores  endocrinos de muchos productos  que las mujeres usamos todos los días.  En la página  de Danish Enviromental Protection Agency website o en www.fundacion-alborada.org, puedes encontrar más información al respecto.

El estudio demuestra que es una buena idea  ser conscientes de la total exposición a químicos, por ejemplo, en los productos de uso personal, comida y polvo en el ambiente dentro de nuestra casa o trabajo. Por esa razón, este folleto contiene consejos para ti si estás embarazada o si quieres buscar un bebé. Nosotros también incluimos consejos para intentar disminuir la exposición de otros químicos, como los alérgenos.

El consejo en el folleto procede de la traducción realizada por mí, del documento  “Expecting a Baby” , escrito por la Danish Enviromental  Protection Agency, adaptado a nuestro medio, con las recomendaciones de la Fundación Alborada, referente en España en  los problemas relacionados con los químicos sobre la salud humana y del libro “ Toxic Cocktail” de Barbara Demeneix.

 CINCO CONSEJOS RAPIDOS  PARA QUE NO NOS PERJUDIQUEN LOS QUÍMICOS

  • Busca productos con el sello ecológicos, preferiblemente sin perfumes
  • Limpia el polvo de tu casa una vez por semana y ventila todo dos veces al día.
  • Minimiza la exposición a químicos  como pinturas, aerosoles y tintes de pelo.
  • Varía tus ingredientes en tu dieta y consume alimentos de la estación , con sello ecológico e intenta  no almacenar la comida en envases no adaptados y cocinar en utensilios que no contaminen tu alimento.
  • Solo usa medicamentos y suplementos consultando a tu médico, incluyendo las medicinas sin receta de herbolario.